Para los atuendos nupciales, en este paradisiaco destino encajan tanto la delicadeza del escote ilusión como la sublime profundidad de los cuellos en V, los hombros descubiertos y los tirantes spaghetti. Las telas vaporosas, las líneas fluidas, sueltas o rectas y las caudas que apenas rozan la arena, típicas de los vestidos de novia sencillos, son un must para este contexto. En general, este ambiente invita a que se combinen texturas livianas y frescas, así como a un sinfín de peinados recogidos fáciles.

¡Tu look está listo! ¿Y el de tus damas? Comparte estos tips con tus chicas más especiales para que acompañen sus encantadores vestidos con los zapatos más idóneos. O reparte sandalias o flats a modo de recuerdos para boda sencillos. Si aún no cuentan con el suyo, invítalas a echarse un chapuzón en las ideas disponible en nuestro catálogo de vestidos de fiesta. Más fácil, ¡imposible!